Onilsa apuesta por el BIM

Hace ya seis años que creamos Onilsa, en plena crisis del sector de la construcción en España. Éramos un pequeño equipo con mucha experiencia y teníamos muy claro que debíamos ser más exigentes. Los métodos tradicionales en construcción estaban obsoletos, se iniciaba un cambio de paradigma en el sector. Y para continuar no quedaba más remedio que innovar y emplear nuevas herramientas y decidimos apostar fuertemente por la metodología BIM, cuando en España muy pocos habían oído hablar de ello.

Somos una empresa que ofrece servicios integrales de construcción personalizados a clientes privados. Nuestro objetivo es el de ofrecer proyectos de alto valor añadido y no se puede entender la construcción actual sin aplicar la metodología BIM en todos sus procesos.

A lo largo del tiempo, el mercado cambia, las empresas evolucionan, y también lo hacen las edificaciones. Aplicar el BIM en un proyecto, permite intervenir en la edificación – ya sea en mantenimiento, ampliación e incluso demolición – con mayor eficiencia y menor coste

 

Yo me inicié en el sector cuando los planos de los proyectos se dibujaban con rotring”, explica José Manuel Hernández, director general de Onilsa, ” más tardé llegó el CAl y el mercado se llenó de planos, pero el BIM ha conseguido lo que parecía imposible”. La metodología BIM supone un cambio radical e irreversible, consigue reflejar en un único modelo toda la información necesaria y suficientemente clara de un proyecto, y que el modelo sirva de referente durante la vida útil del edificio.

 

La metodología BIM imita el proceso real de construcción y crea un edificio virtual y tridimensional a través de programas informáticos que incluyen los procesos arquitectónicos y constructivos, los materiales, las instalaciones, las estructuras, incluso información sobre sostenibilidad y mantenimiento. Todos los miembros del equipo – arquitectos, , aparejadores, ingenieros y cualquiera que trabaje en la concepción, construcción, y explotación del edificio, tienen acceso a ese modelo de forma coordinada.

A mejor definición de un edificio en las fases de proyecto y construcción, más larga y económica será su vida útil; desde la detección de interferencias posibles en la fase virtual antes de la construcción que mejorará los plazos de la misma hasta la anticipación mediante avisos de los mantenimientos preventivos. El uso de este sistema supone ahorros para todos los agentes intervinientes.

 

En Onilsa apostamos por el BIM por optimización en los procesos y por ahorro, pero también por compromiso, responsabilidad y exigencia en nuestro trabajo.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *